FRUTA FRESCA Y AGUA

Cada vez que mi marido y yo salimos de viaje, una de las primeras cosas que hacemos es comprar una cantidad de botellas de agua para llevarlas al hotel con nosotros. Asumámoslo, las botellitas de agua del mini-bar son insuficientes y muy caras, y nosotros bebemos cerca de unos cuatro litros de agua al día entre los dos. Siempre hemos comentado que sería agradable que el agua en los hoteles fuera de cortesía, sin tener que pagarla a precio de oro o tener que cargar con un cargamento de agua. Pero no me extiendo más porque veo que ya otra persona comentó sobre el agua.

Lo que en realidad me encantaría con mayúsculas encontrar al llegar al hotel sería un cesta de fruta fresca. Me suelo marear mucho en los viajes, y lo que más se me apetece al llegar al destino es fruta para calmar el estómago. Sería maravilloso llegar al hotel, abrir la puerta de la habitación, y que te reciba el olor a fruta rica, lista para comer. Eso sería ideal. 

  • 26
  • 0
  • 2

Creado por

cintaescribe

cintaescribe

Puntos: 125

Poner un comentario

Para mantener la alta calidad de los contenidos, debes acceder para dejar un comentario

0 comentarios

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información